viernes, 20 de agosto de 2010

Pateticamente sola




No estoy bien. Para nada bien. Han vuelto las crisis, los ataques de pánico, los llantos compulsivos y descontrolados, las automutilaciones, los atracos, las purgaciones, el abuso de farmacos, los mareo, los vomitos hasta sangrar...Todo ha vuelto a empezar...

Hace un mes atrás me fui de vacaciones a la costa de alicante, para intentar relajarme y olvidarme de los problemas...No se, de pronto tuve la estúpida impresión de que cuando viajas los problemas quedan olvidados...se me olvido que estés donde estés el dolor viaja contigo...de tu mano...no te suelta...Bueno, la tristeza no se fue, pero al menos pareció hacerse más tolerable...(supongo que el no tener que ver el rostro de papá todos los días ayudo en algo)...El asunto es, que de pronto una fuerte discusión con mi padre hizo que todo lo que estaba conteniendo explotara...Intente suicidarme...me intoxique con pastillas...No recuerdo muy bien que paso...Solo se que luego desperté en una habitación conectada a un millón de tubos...

Mi hermana me ha contado que quién me encontró fue mamá...que estaba tumbada en la cama como si estuviera dormida...Se dio cuenta de que algo no iba bien cuando vio mi mano izquierda llena de cortes...casi morí...casi...falto poco...me dio un soplo al corazón...

Me pregunto por qué no soy capaz de lastimar a nadie más que no sea yo misma...Se han juntado tantas cosas....

Necesito respirar...siento que si permanezco más tiempo en esta casa voy a morir de pena...quiero irme...necesito irme.... el asunto es que no tengo a donde ir...

No tengo a nadie en este país...ni amigos...ni conocidos...nada....

Estoy sola ante el mundo...completamente sola....

7 comentarios:

Dahlia dijo...

No cometas el error de autocompadecerte, porque por muy mala que sea la situación en la que te encuentras, debes aprovechar todas estas pruebas que te ha puesto la vida para hacerte más fuerte. Busca un trabajo, ahorra y vete de casa. Empieza por ahí, si realmente crees que lo que te está ahogando es la convivencia con tu padre. Aunque eso, deberás sanarlo también, porque la herida no va a desaparecer huyendo.
Espero leer una entra más positiva la próxima vez, no me gusta verte así!Si necesitas hablar, ya sabes! Animo, un abrazo.

sidhatta dijo...

ola prins:
el viernes yo también me intoxique por las palabras q me decia mi papá y mi mamá, no me creen nada d lo q les digo, pero yo no pare al hospital, solo quede paralizada en mi cama y dormi altas horas d la noche, a veces yo tambien me quisiera ir, pero tampoco tengo a donde ir.
espero q todo se mejore.
una abrazo.
vavai.

La Tua Cantante. dijo...

Hey, no estás sola, solo piensas que lo estás
no estés asi, sabes que tienes gente que te quiere, como todos
quiérete a ti misma
besotes, espero que te mejores, y anímate

Vainilla dijo...

Entiendo tu situación, y tu dolor. No hace mucho me encontraba en un estado parecido, de hecho, diría que lo he vivido en varias ocasiones.

Mi consejo es que escapes del ambiente malsano en el que estás metida. Vete de casa, eso te ayudará muchísimo. Tiene sus pros y sus contras, pero sentirás que sacas la cabeza de debajo de la tierra y muchas personas que no te dejan vivir de repente desaparecen, se las lleva el viento. Hay veces en las que irse es inevitable, cuando las cosas se estabilicen puedes volver, siempre de lejos, de visita, y verás cómo todo el mundo está mucho más tranquilo, sobre todo tú.

No desesperes, no te quites la vida. Cuando salgas de eso, y créeme que sales, volverás la cabeza atrás y pensarás lo tonta que habrías sido si te hubieses suicidado. Recuerda que vida sólo tenemos una, y hay que aprovecharla. Busca el placer con todas tus fuerzas y olvídate de todo lo que te haga daño, no vale la pena cargar con ello.

Un beso, y mucha suerte.

Te sigo.

josecb dijo...

Conocí vuestras paginas gracias a que uno de mis poemas en el nodo le tocó el corazón a alguien que le dijo a otro alguien…

Y así llegasteis a mi vida dulces princesas y en ese momento comprendí que podía tener un pequeño propósito y que mi enfermedad podría servir de algo.

Soy bipolar, he vivido muchos de los síntomas que vosotras sentís en este momento y por desgracia he compartido varias veces esa situación que acabas de pasar, no sé a ti, me imagino que sí, pero cuando la lías te mandan los quince días de rigor a agudos y allí los únicos que entramos más o menos conscientes somos los depresivos y…, bueno ya sabes, vosotras, por eso puedo personificarte en las varias chicas con las que he compartido un cigarrillo en la salita de espera de madrugada porque no podíamos dormir en aquel infierno.

Si yo te podría ayudar no es porque sepa más, ni porque tenga una varita mágica, es solo porque tengo la edad que tengo y unas cuantas experiencias a las espaldas.

Lo que jamás haré será juzgarte, de eso puedes estar segura, pero ahora solo quiero que sepas que estoy y que en la distancia miraré por ti, no estás tan sola como te crees, siempre he dicho que creo en los ángeles y todos lo somos, de algún otro, en un determinado momento.

De momento haz caso a Dahlia y a Vainilla, ellas te han dicho bien y también han sufrido lo indecible al igual que tú, yo estoy algo saturado, me siento cansado y necesito tomar aliento, pero volveré niña y te hablaré siempre que tú quieras y siempre que publiques, te lo prometo

No vuelvas a decirnos que estás solita en el mundo que nos pones tristes ¿vale?

josecb dijo...

¿porqué no escribes algo, niña?, lo haces bien y te va a ayudar, aunque no lo parezca transcribir los propios pensamientos a una hoja en blanco es un tónico para el alma.

si ves que no estás inspirada y que tu musa no está, puedes hacer lo que yo, publica frases inconexas sin hilazón y luego le das forma como Dios te dé a entender.

inténtalo un poquito niñuca, ya verás como estás mejor, tu forma de narrar es muy dinámica te lo digo de verdad, lo haces bien.

princesa vampirezcana dijo...

hola princesa espero que escribas pronto te dejo la dirección de mi blog espero lo visites y me sigas es:
princesavampirezcana.blogspot.com/
gracias ojala lo leas y comentes